Al norte del norte

En la actualidad, pisar tierra virgen es algo muy difícil: las imágenes por satélite cubren cada pulgada del globo. Pero esto no ha hecho que los exploradores dejen de intentarlo. Desde que los primeros humanos partieron de África, no hemos parado de viajar y descubrir nuestro planeta.

El último gran territorio que permanecía desconocido era Severnaya Zemlya, un archipiélago extremo del desierto polar cerca de la costa de Siberia, descubierto en 1913. En 1978, un equipo de vigilancia danés aseguró que había encontrado la tierra más septentrional de Groenlandia, a la que llamaron isla Oodaaq. Lo de isla es algo relativo: Oodaaq tiene el tamaño de una pista de bádminton.
Aun así, los exploradores que quieran poner su nombre a algún lugar no deberían abandonar la esperanza. A medida que el hielo se funde, se van descubriendo nuevas tierras. En 2004, un artista británico llamado Alex Hartley reclamó haber hallado una isla recientemente expuesta en el archipiélago Svalbard, del tamaño de un campo de fútbol. En 2005, el explorador Dennis Schmitt dijo haber descubierto una isla similar cerca de la costa este de Groenlandia, a la que llamó Uunartoq Qeqertoq (“isla de aguas más cálidas”, en lengua inuit). Si sigue la tasa actual de deshielo, habrá muchas más donde se encontraron estas.

Este blog se lo dedico a marialbis y alia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s